Se acerca la recta final

Solamente me quedan 3 semanas aquí en Dublín y estoy intentando sacarle el máximo partido posible.

La verdad es que estoy muy contenta con el progreso que he hecho en cuanto al nivel de inglés. Actualmente no tengo reparos en comunicarme en cualquier lugar con el idioma y cada vez entiendo mas eso de que el inglés hay que practicarlo, porque por mucho que entiendas la gramática, a la hora de la verdad, no te sirve de nada si no puedes utilizarla al hablar, ya que tienes que poder llevar una conversación fluida en cualquier momento, y eso es lo que más he aprendido en Erin School.

Realizar mis prácticas en una escuela de idiomas me ha brindado la oportunidad de comunicarme con personas de todo el mundo, y siempre en inglés, para lo cual adquirí confianza y fluidez con el idioma.

Por otro lado, este fin de semana tuve la oportunidad de viajar a Irlanda del Norte. Junto con mis amigos, desde las 6 de la mañana del domingo recorrimos algunos de los lugares donde se grabó la serie de Tronos en Irlanda, además de poder visitar la capital, Belfast y disfrutar de La Calzada de Los Gigantes, considerada patrimonio de la humanidad.

Acabamos agotados, pero vale la pena poder disfrutar de las maravillas que esconde Irlanda, e Irlanda del Norte me enamoró, sus campos, su gente y tener la oportunidad de conocer lugares magníficos es algo que solo pasa una vez en la vida.

También he visitado la Fábrica Guinness, que consta de 7 plantas donde conocerás la historia de esta marca y podrás degustar una pinta de la mejor Guinness en su gravity bar, con vistas 360 grados de Dublín.